Rutas por Brooklyn ( Segunda parte ). Williamsburg

Hoy el recorrido por Brooklyn nos lleva al paraiso “hipster “, el barrio de los modernos, quizás el barrio más cool de Brooklyn. Un lugar desde luego nada común que forma parte de mis “must see” sin lugar a dudas.

Si venís desde Manhattan podeis hacerlo en  metro con la  linea L hasta la parada de Bedford Ave en pleno corazón hipster de Williamsburg. pero otra alternativa mucho mejor es aprovechar ese día para coger el East River Ferry por 4 $, que os dejará justo donde ponen el Flea Market los domingos.Camino de Williamsburg en Ferry

Cuando estoy en Brooklyn salgo a primera hora desde DUMBO ( hay ferrys cada 30 minutos ).Este servicio de ferry se creó con la intención de reforzar el transporte entre ambos lados del río, pero como el trayecto vale la pena porqué es una manera original de recorrer la ciudad, cada vez es más utilizado por los turistas, que disfrutan haciendo fotos mientras pasan por debajo de los tres puentes ( Brooklyn, Manhattan y Williamsburg ). Si compras el pase diario por 12$ puedes embarcar y desembarcar tantas veces como quieras durante todo el día. Las paradas que hace te llevan a diferentes lugares para bajarte y explorar : Midtown de Manhattan ( en la 34th street ) Long Island city, Green Point, N Williamsburg, S Williamsbourg, DUMBO, y pier 11 ( cerca de Wall Street ).

Me hacía mucha ilusión llegar a Williamsburg por primera vez. Por fin estaba en el paraiso hipster, el barrio de los bohemios, que tiempo atrás era barrio de astilleros y almacenes portuarios, y con una historia de mafias que da para escribir unos cuantos libros y hacer varias películas. En la actualidad el antiguo barrio humilde y peligroso se ha transformado en una area acomodada, y la llegada masiva de artistas y bohemios borró la presencia de las mafias.

En Williamsburg hay muchas cosas que ver y que hacer, pero hoy vamos a ver un recorrido tranquilito de un domingo cualquiera de verano.

Al llegar al Flea Market, enseguida te das cuenta que necesitas más tiempo del que dispones para deleitarte con todo lo que te puedes encontrar en sus paradas. Tienes de todo : ropa y artículos vintage, productos artesanales, muebles, bisutería, postales antiguas, objetos extraños… Tambien hay puestos de comida, y refrescos. Cuando hayais decidido que ya habéis comprado bastante, os recomiendo qe os hagáis con una de esas limonadas y os acomodéis en el césped justo a la orilla del río y disfrutéis de la cercana visión del Midtown presidido por el imponente Empire State.

Despues, podéis disponeros  a callejear bajando por ejemplo por la N 6 street hasta llegar hasta Bedford ave  Tenéis  un monton de tiendecitas para entrar, y las propias calles son galerias de arte. Las paredes lucen grafittis espectaculares. En Bedford ave tenéis tambien un montón de espacios interesantes que ver y muchas librerías. Yo me vuelvo loca con las librerías de segunda mano y no me canso de encontrar piezas interesantes.

Mientras paseais podéis escoger algun lugar para cuando llegue la hora de hacer el brunch ( recordemos que es domingo….). Hay muchos sitios para elegir pero uno de mis favoritos es el Cubana Social, en el 70 de la N 6th street.  Tienen gran variedad de platos, y puedes comer bien  por unos 12$.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Despues para bajar el atracón podéis seguir callejeando para descubrir vuestros propios rincones, ya que hay muchos, o ir a tomaros un café en condiciones a un sitio muy curioso que me encanta. De una asociación entre una cafetería y un real state ha surgido el Sweetleaf Modern Spaces en el 135 de Kent Ave esquina con  N 6th street,  un perfecto matrimonio entre dos empresas que comparten un espacio muy cool en Williamsburg, donde ir a tomarte un expresso, mientras lees apoltronándote en alguno de sus sofas, o aprovechas para conectarte con los tuyos ya que tienen conexión Wi-Fi gratuita.

En este punto yo ya doy por terminada la ruta por Williamsburg y a media tarde voy a buscar el ferry de vuelta para terminar el dia en DUMBO. El local ideal para poner la guinda a este día tan especial, es el 68 JAY ST BAR, un pequeño bar al que acuden los lugareños. Aquí no veréis ningún turista ( bueno, alguno que se ha escapado como yo, si…. ), y mientras os tomáis una cerveza de Brooklyn, podéis escuchar un concierto en vivo de jazz, country, o cualquier grupo de gente de aquí.

Al terminar la cerveza, yo me vuelvo por el Brooklyn Promenade hacia mi casa en Brooklyn Heights, pero vosotros podeis volver a Manhattan en metro que lo teneis ahi mismo.

Espero que os hayais divertido….