Centro Pompidou – Marais – Place des Vosges – Champs Élysées – Arco de Triunfo

Centre Georges Pompidou

Como sabía que el tercer día iba a terminar un poco más tarde de lo habitual porque venía a visitarme mi amiga Cristina, la mañana me la tomé con más calma, disfrutando de las primeras horas y de cómo iba amaneciendo Paris desde mi ventana, y aproveché para publicar el post del día anterior, ya que intuïa que en lo que me quedaba de mi estancia en París ya no iba a poder publicar nada más ( por agenda ajustadisima y porque cada vez el cansancio apretaba más, y una cosa es escribir en libretitas y papelitos, pero la otra ponerte a editar fotos, y  un post ).

Después de desayunar como siempre como una reina, contestar mails vuestros y comentarios, y charlar un poquito por wattsapp con los míos, salí a la calle, y me dirigí al Centro Georges Pompidou. Evidentemente por el camino encontré mil otras cosas por hacer y fotografiar, como por ejemplo un mercado encantador que ponen todos los miércoles y sábados en la Place Baudoyer.

Y como los mercados son otras de mis debilidades, a parte de las librerías, pues me entretuve más de lo que creía, y cuando llegué al Georges Pompidou me di cuenta que si quería ir a comer por la zona de Place des Vosges no podía entretenerme con la visita, así que decidí sacar solo la entrada que te permite acceder al edificio y subir hasta la última planta donde hay unas vistas espectaculares de París, y el acceso al restaurante- cafetería  Georges  donde me apeteció muchísimo tomarme un café. eso sí, tomarte un expresso sentada en esos sofás “super-cools” de color rosa, con una preciosa rosa fresca en cada mesa, te cuesta 4,50 ( a efectos prácticos 5 euros ). Pero sinceramente, me gustó mucho el local y lo pagué encantada.

Georges

Saliendo de allí me dirigí hacia donde había quedado con Cristina con intención de comer por el camino. Encontré un restaurante muy acojedor de muy buena calidad y excelente servicio, “Au Bourgignon du Marais”  (aquí os dejo la crítica de la guía Michelin ) en la rue François Miron, mucho más tranquila y con más “charme” que la paralela rue de Saint Antoine ( muy turística ).

Al terminar de comer para hacer tiempo me acerqué hasta la Bastille y ya de ahí a Place des Vosges, una plaza muy apreciada por los parisinos rodeada de tiendas de artesanía, galerías, tiendas de complementos y restaurantes de alta calidad.Y tambien allí es donde encontraras la casa de Victor Hugo .

Place de Vosges

Con Cristina había quedado a las 16:30 en Dammann Frères una tienda de una sociedad francesa de té fundada en 1925 y muy famosa por tener las mejores mezclas. Un paraiso para los amantes del té y sus rituales, aunque a mi me hubiera gustado que tuviera una zona para poder tomarte un té.

Dammann Frères

El plan para esa tarde era hacer la ruta de todas las tiendas de las marcas de lujo de la Av. Montaigne y de Les Champs Ëlysées. Así que nos montamos en el metro hasta la parada Alma-Marceau ( linea amarilla M9 ). Desde ahí puedes hacer fotos de la Tour Eiffel con unas excelentes perspectivas, y empezar a el recorrido .

Tour Eiffel

Avenue MontaigneAvenue Montaigne

 

 

 

No falta ni una… a cual más grande y más bonita y los escaparates como siempre dignos de fotografiar. Además aprovechamos y entramos en un par de exposiciones de coches de coleccionista que a pesar de no ser de mi tema favorito, la verdad es que me gustó bastante y valia la pena verlo.

 

Expo Champs Élysées

Como a Cristina le gusta caminar a buen ritmo como a mí, hicimos todo el camino de vuelta a pie hasta Le Marais  donde queríamos cenar y eso nos permitio ver el Arco de Triunfo, Las pirámides de la entrada del Louvre ( tan discutidas por romper el entorno… la verdad es que son bonitas pero me parecen un pegote… ),

Louvre (Paris)

Pirámides del Louvre

y finalmente el Jardin de Tuileries.

Después de cenar, vuelta a casa agotadas y a descansar porque al día siguiente tocaba la ruta de Amélie.

Espero que os haya gustado. Como siempre vuestros comentarios seran siempre bienvenidos, tanto aquí como en facebook ( os dejo el enlace aquí ).

Si os perdisteis los dos primeros días de mi viaje a París, aquí tenéis los enlaces:

Primer día: Île de St. Louis- Île de la Cité- Barrio Latino- Jardines de Luxemburgo

Segundo día: Musée d´Orsay- Le Marais- Rue saint Honoré- Tour Eiffel

Musée d´Orsay- Le Marais- Rue Saint Honoré- Tour Eiffel

Tour EiffelMi segundo día en París fue un cúmulo de emociones, sentimientos y sensibilidad a flor de piel. Y si a esto le sumamos viajes al pasado al más puro estilo de “Midnight in Paris” de Woody Allen, tenemos un cocktel perfecto para que el día de ayer fuera un día increible.

Decidí calzarme mis deportivas para que el tema calzado no me frenara en absoluto de todo lo que quería hacer. Así que me dirigí por la orilla del Sena desde mi casa hasta el ” Musée d´Orsay “. Que no os echen para atrás las larguísimas colas, ya que van bastante rápido. Si tenéis intención de visitar después el Musée de l´Orangerie ( que està delante cruzando el puente ) comprad la entrada conjunta. Una vez dentro, hay mucho por ver, pero siguiendo las recomendaciones de un amigo, me fui directamente a la última planta ( La del Impresionismo ) y aproveché para tomar un café en el “Café Campane” ( aquí tambien se puede comer si vais a pasar todo el día en el museo ya que  los precios estan un poco mejor que en el restaurante de la primera planta ). El café me sirvió para reconfortarme un poco, ya que la mañana de ayer fue un poco fría y necesitaba entrar en calor. Después de pagar mis 2.70 por el café expresso, me adentré en el Impresionismo de finales del siglo XIX ( Cézane, Monet, Manet, Renoir, Rodin,….) Allí fue donde empezó mi día intenso de emociones. Dentro de esas salas fui capaz de transportarme a 1875. La intensidad con la que llegaban esas pinturas a mi cabeza y mi corazón era tal, y las obras me transmitían tanta belleza, que viví una experiencia que no me había sucedido nunca en ningún museo. Tuve la suerte de coincidir con un par de grupos escolares ( en según que ocasiones, vamos casi siempre, no diría que eso es una suerte, ya que estoy bastante acostumbrada a que los grupos escolares sean ruidosos, y los niños estén alborotando y gritando por todas partes, pero no era el caso de estos…) y eso me permitió escuchar a sus profesoras ( o guías del museo…) como les explicaban lo que tenían delante de ellos. Cuando las cosas se explican para niños, se hace de una manera diferente ya que se trata de conseguir que esos niños se interesen por ese tema, y aprendan, y la que explicaba lo hacía con tanto amor, y los niños escuchaban con tanta ilusión, que se me erizó la piel y lloré…. Y ese bienestar, me acompañó ya durante todo el recorrido por el museo. Ya sólo con eso valió la pena la visita de ayer, pero es que en la misma planta hay un mirador espectacular con unas vistas preciosas de París…. Así que aun alimenté más el sentido de la vista.

Musée d´Orsay

Despues entré en una de las exposiciones temporales, la de un ilustrador excéntrico  y popular llamado Gustavo Doré. Finalmente paseé por la terraza de las estatuas, un precioso hall lleno de maravillas, y ya en la calle me dirigí al metro en dirección al barrio de “Le Marais “.

Para llegar a “Le Marais” me bajé en la parada de metro de Filles du Calvaire porque una amiga que trabaja cerca de París me recomendó que fuera a comer a ” Le Marché des Enfants Rouges “ en la Rue de Bretagne. Es un mercado donde puedes comprar desde flores a verduras, carne, etc… de todo un poco, pero con la peculiaridad que está lleno de sitios para comer y a muy buen precio. Yo comí en un puesto de comida Libanesa y me puse las botas por 12 euros. Aquí es donde alimenté el sentido del gusto ( humus delicioso, babaganoush perfectamente especiado, aromática ensalada de tomate y menta, y shawarma de ternera acompañado de bulgur. Con todo ello podía escojer entre uno de sus deliciosos postres o bien un zumo de frutas naturales que no sé que llevaba pero era superrefrescante ) En este mismo lugar puedes comer desde 5 euros. En el mercado también tienes comida italiana, y si quieres algo un poquito más refinado, hay uno de los locales el BiBoViNo ( Du Bon Vin Dans Du Beaux Bibs ) que te ofrece una degustación de quesos y embutidos con vino a elegir por 12 euros.

Le Marché des enfants Rouges

Como seguía hacieno frío nada mejor para entrar en calor que salir del mercado y entrar en el café que está al lado ( Le Café du Marché des Enfants Rouges ), un cafetito muy “cool” con terracita de sillas de mimbre y en su interior sofas de cuero rojo, ideal para tomarte un café, pero también se puede comer a un precio medio platos de cocina francesa ( Foie gras, Gratinée â l´oignon,  brochettes, etc…. ).

Después de ahí recorrí  Le Marais lleno de preciosos Bistrots, tiendas artesanales, ropa , vaya todo lo que se espera de un barrio parisino. Y me topé con el “Village Saint Paul” , un minipueblecito situado dentro de unos callejones en los que entré de casualidad para hacer fotos, y los iba siguiendo como un laberinto. Muy recomendable este paseo, lleno de tiendas de artesanía y antiguedades ( os dejaré todas las indicaciones en el último post ya que es un lugar que alguien con prisa no encuentra y se necesita ser curioso para encontrarlo ).

Village de Saint Paul

Después de recorrer todo el barrio me dirigí hacia la Rue Saint Honoré para encontrarme con mis orígenes. Tenía el número donde había nacido y vivido mi abuela, y eso fue un traslado total a principios del Siglo XX . Las energías y emociones que sentí no os las puedo transmitir pero fue otro de los momentos mágicos del día. Subí todas las escaleras hasta el último piso del edificio y me iba parando en las ventanas que daban al patio exterior de la finca, imaginándome a mi abuela mirando por esas ventanas, a los 10, 12, 15 años. Ese fue mi último viaje al pasado de ese día.

Ya cambiando totalmente de tema, justo al lado entré en una tienda de Ropa Vintage donde puedes encontrar cosas fantásticas como un vestido Gucci negro largo y superelegante por 60 euros, o un vestido estampado floreado de estilo naif tambien largo de Ralph Lauren Por 40 euros ( tambien bolsos, zapatos, complementos, de todo!!! ).

Me quedaba ya la etapa final del día, mi encuentro cara a cara con La Tour Eiffel.  Evidentemente ya la había visto, pero cuando viajas con más gente, y vas en plan turista, no te empapas de la esencia de las cosas, como cuando viajas sola. Y disfruté como una enana. Me bajé en Trocadero y me iba acercando poco a poco, parándome en mil sitios para tomar fotos desde diferentes puntos de vista. Perfecto.

Tour Eiffel

Es uno de los sitios de París donde he notado energías bastante parecidas a las que noté en Nueva York ( remotamente parecidas. Las dos ciudades son muy diferentes, y se viven experiencias a distintos niveles ).

Aquí ya dí por finalizada mi jornada, y regresé a mi Île de Saint Louis donde aproveché para hacer unas compras de recuerdos para mis seres queridos. Y ya en casa una cenita de endivias gratinadas al roquefort, acompañadas de una copa de Borgogna Blanco y fresas, con vistas al Sena.

Paris je t´aime!!!

P.D:Hoy viene a verme una amiga, así que me retrasaré un poco en el siguiente post . Pero no os preocupéis, tarde o temprano lo leeréis. Por cierto….gracias por leerme!!!

 

 

Ìle Saint Louis- Ìle de la Cité- Barrio Latino- Jardines de Luxemburgo

Île Saint Louis- Île de la Cité

Ayer fué mi primer despertar en París, y como estoy alojada en un lugar privilegiado, casi que no podía pedir más de lo que veian mis ojos esa mañana, pero es que además hizo un día fantástico, soleado despejado y de temperaturas totalmente veraniegas. Así que después de tomar mi primer desayuno parisino con las cosas con que me había obsequiado mi anfitrión, me calcé mis bambas de running y me equipé para ir a recorrer mi barrio. Me hacía muchísima ilusión salir a hacer ejercicio por los muelles que hay a lo largo del Sena. Tengo que deciros que las dos islas, tanto la de la Cité como la de Saint Louis, son preciosas, y que cuando llevaba 10 minutos en la calle automáticamente pensé en que si algun día vivía en París, allí era donde yo quería vivir.

Después fui a uno de esos colmados donde tienen de todo y llené mi despensa y mi nevera de cosas deliciosas con las que construir mis desayunos, y mis cenas. La Île de Saint Louis està repleta de tiendas maravillosas, cafés y restaurantes de mucha calidad ( Los precios tambien estan en la franja alta, pero es que los souvenirs que puedes comprar aquí no tienen nada que ver con los que encuentras en zonas más turísticas… Y la calidad de la comida tanto en restaurantes como en tiendas está a años luz…. )

Después de recorrer las dos islas,  hacer unas 1500 fotos a la Catedral de Notre Dame desde todos los angulos, y hacer la parada obligada en el Pont de l´Archevêché ( Puente del Arzobispado  que une el IV distrito con el V a la altura de Notre Dame, y que está abarrotado de los candados del amor. Un puente lleno de promesas e ilusiones….¿Seguiran juntos la mayoría de esas parejas que se prometieron amor eterno en la ciudad del amor? ), aproveché para hacer una de mis compras favoritas cuando viajo. Me encanta comprar libros y sobretodo recorrer librerias  de segunda mano y encontrar pequeños tesoros. Compré un montón y mi tesoro de ayer fue un libro precioso forrado en tela estampada en flores titulado “Les expressions de nos grands-mères” ( las expresiones de nuestras abuelas ), que automáticamente supe que estaba puesto ahí para mí. La mayoría de los que me leéis no lo sabéis, pero mi abuela nació en París y vivió en esta ciudad hasta los 18 años, así que mi corazón empezó a latir y lo agarré como si fuera la joya más preciada del mundo ( y esta maravilla me costó solo 3 euros…).

Île de la Cité

Tocaba ya el turno al barrio Latino, donde aproveché para comer, y para comprar mis primeros dulces parisinos ( unos fantásticos macarons y unas delicias de chocolate rellenas de naranja ). Después tocaba descansar en los Jardines de Luxemburgo, donde aproveché para leer fragmentos de los libros que había comprado y para anotar todas las recomendaciones que os pondré en un post al finalizar el viaje ( con direcciones y datos ). Aunque el jardín se me resistió un poquito, ya que tuve mi primera experiencia con el metro y me equivoqué en todo, pero….al fin y al cabo estaba en París, así que….¿A quien le importa perderse?

Mis pies ya no daban para más y decidí regresar  a mi acojedor apartamento, para prepararme una merecida cena con vistas al Sena y empezar a escribir este diario. Mañana más…( aunque no sé cuando podré publicarlo… )

Île de saint Louis

 

Consejillos de última hora para antes de ir a Nueva York…

Consejos para viajar a Nueva York

Ahora que ya os he explicado como podéis buscar alojamiento, y en que barrios es mejor,  están los típicos consejillos que le daría a una amiga si supiera que en dos o tres días se va a ir a Nueva York. Tengo que confesar que antes de los consejillos, siempre les pido que me traigan algo y si puede ser de Victoria Secret´s mejor….

Nunca les digo lugares donde ir en plan guía turístico, porque en cualquier sitio por internet encuentras las cosas típicas para ver, y los imprescindibles, así que como ya doy por hecho que esas cosas ya se las sabe, yo voy a por otro tipo de cosas. Las cosas que le dices a una amiga a la que quieres, a una hermana, o las cosas  que te diría tu madre si hubiera estado ahí antes que tú.

 

Así que ahí vamos:

 

-Mientras siga el cambio del dólar como está en estos momentos aprovecha y compra todo lo que puedas y más!!  (edito: el dólar ya no está barato… pero igualmente se pueden encontrar buenos precios en marcas americanas y en los outlets y mercadillos). No dejes de ir al Century 21 ( con una mañana que te pases ahí, no te va a hacer falta ir a los otros outlets ). Por lo tanto llévate dos maletas, una con las cuatro cosas necesarias, y una maleta enorme pero vacía, que al volver si todo ha ido como es de esperar estará a reventar, y por lo tanto vas a tener que pagar por exceso de equipaje. Yo aviso….

-Imprescindible que te hagas con unos buenos tapones para los oídos para poder descansar. Puedes llevártelos de aquí así ya los tienes para el primer día, pero te aconsejo que en cuanto puedas entres en una de las mil farmacias que hay repartidas por toda la ciudad ( que son tipo supermercado y hay de todo….me encantan las de la cadena Duane Reade ) y te compres unos que son de una elevada densidad y superaislantes. (Aquí en España no los he encontrado, así que si alguien sabe de alguna marca que los fabrique y que los pueda comprar aquí por favor que me lo diga ). En Nueva York casi todo el mundo usa los tapones para dormir. La ciudad es muy ruidosa ( ya sabéis que es la ciudad que nunca duerme… ), y por lo visto todos los aparatos de aires acondicionados hacen ruidos de escándalo ( Eso he visto yo en las tres casas donde he estado, y si te lees los comentarios de la gente que se ha hospedado en hoteles, muchas de las quejas son debidas al ruido de los aparatos del aire ).

-Relacionado con el tema de dormir, si eres de los que sufres Jet Lag, nada mejor que la Melatonina, pero ojito al dato: En Nueva York, las dosis son casi el doble que las de aquí, o sea que vas a poder dormir como un bebe. Aprovecha y comprate una caja de más para llevártela de Souvenir, lo vas a agradecer.

-Llévate calzado cómodo para recorrer la ciudad ( ya luego por la noche puedes ponerte los taconcitos )

-Recuerda el tema de las propinas. Hay que dejar propina para casi todo. Lo suyo para que no te miren mal es dejar entre el 15 y el 20 %. Y en los sitios donde puedes pagar con tarjeta, cuando te traen el comprobante para firmar puedes añadir con bolígrafo la cantidad de propina que quieres dejar y ellos ya lo cargan en la cuenta ( o sea que eso de  “ ay, es que no llevo suelto”….no cuela!!!

-Si vas a estar alrededor de una semana o más sin duda sácate el bono para el metro ( la Metrocard ). Lo puedes ir recargando y te va a evitar tener que enfrentarte cada vez con los de las taquillas, que tienen un poco de mal carácter ( igual que los conductores de autobús ). Además en cuanto le coges el truquillo al metro, te va a encantar utilizarlo.

-Si quieres visitar varios museos   infórmate de cuales son los días en que puedes visitarlos gratis o pagando una cantidad voluntaria . (Si quieres esta información envíame un mail y te lo mando. Más adelante puede que cuelgue un post con esta información pero hoy ya era demasiado largo )

-Seguro que te habrás apuntado recomendaciones de cafeterías, tiendas, restaurantes, etc… que habrás leído en guías o en blogs. Muchos de ellos es probable que ya no existan ya que Nueva York es una ciudad en constante cambio y crecimiento. Por lo tanto una de las mejores cosas que puedes hacer es explorar la ciudad por tu cuenta, meterte en callejones, y entrar en los locales que te llaman la atención, porque muy probablemente ( vamos, segurísimo!!! ) vas a encontrar lugares que ni existían la última vez que yo pasé por ahí ( o el que escribió la guía en cuestión…). Así que si descubres algo nuevo y te gusta, toma nota de ello si quieres volver porque sinó es muy posible que ya no te acuerdes de donde era. Me ha pasado unas cuantas veces y no me va a volver a pasar ( este consejito lo aprendí del capítulo dedicado a Nueva York de “Love and Sequins” de Gala Darling, y aunque la información sobre locales y hoteles está ya desfasada, los consejos generales están muy bien. Además me encanta como escribe esta chica, y encima aprendo inglés. ¿Que más quiero? )

-Del mismo capítulo me quedé con el siguiente consejo, aunque este yo ya lo practiqué antes de conocer a Gala. Justamente porqué la ciudad cambia tan rápido, hay que estar actualizad@ de los últimos eventos, y una de las mejores fuentes de información es Time Out New York. Cuando llegues ahí puedes comprarte la última edición pero para prepararte el viaje puedes navegar por su web. Hay muchísima información! Eso sí, está en Inglés.

Bueno, podría deciros muchas más cosas pero sería un no acabar. Espero que os haya sido de utilidad. Y como siempre, ya sabéis que vuestras aportaciones son muy bienvenidas. así que podéis dejar comentarios aquí o en facebook ( os dejo el enlace aquí ).

Buen viaje!!!!

 

Buscar alojamiento en Nueva York… ( segunda parte )

Buscar alojamiento en Nueva York ( segunda parte ) Una vez que ya hemos decidido si queremos alojarnos en Hotel o en apartamento ( si no lo habéis hecho leed el post anterior ). Vamos a intentar escojer un barrio para buscar alojamiento.

¿ Cual es el mejor barrio para alojarse en Nueva York ?

Si queremos quedarnos en Manhattan:   Esto va a gusto del consumidor, cualquier zona de las que hay desde Central Park ( incluyendo Upper West Side y Upper East Side ) hasta el Financial District es buena para alojarse. Que no os preocupe el tema de la seguridad, o de que pueda estar apartado.. Cualquiera de estos barrios: Midtown, Chelsea, Flatiron district, West Village, East Village, Tribeca, Soho, Nolita, Little Italy… són buenos para el alojamiento ( Hago un inciso. Sé de personas que se han alojado en Harlem y han estado muy bien, pero cómo yo sólo he estado ahi una vez y fue para ver una Misa Gospel y no conozco nada más pues prefiero no recomendar nada, porque no me gusta hablar de lo que no conozco…), pero si hilamos más fino, ahí va mi recomendación:   Si no es la primera vez que visitáis Nueva York, y ya habéis visto y hecho las turistadas típicas que por supuesto hay que hacer… visitar Time´s Square, Comer Hot Dog´s grasientos, Pasear por la Quinta Avenida, Ir a un musical, Pasear por Central Park ( esto si que creo que hay que hacerlo cada vez que se va a Nueva York ) subir al Empire State o al Top of the Rock ( ya sabéis que si debéis escoger, las vistas son muchísimo mejor desde el Top of the Rock ), visitar el MOMA, el MET, y alguno más…), etc… pues eso, que si ya habéis estado en Nueva York otras veces, os recomiendo que busquéis alojamiento hacia Downtown ( Bienvenidos al Sur!!! ) cuando digo Sur, puede estar bien a partir de la calle 28th St ( un poco antes de que empiece el Flatiron District ), y desde ahí hasta el Financial district, cualquier zona es buena ( Meatpacking, Chelsea, West y East Village,Lower east Side,  Soho, Tribeca son mis favoritos…).   Si habláis con neoyorquinos veréis que la mayoría os dirán que la zona de Time´s Square y alrededores, casi nunca la pisan ( no les gusta demasiado… pensad en cualquier zona de vuestras ciudades abarrotadas de turistas, y con comida y servicio de mala calidad, y sentiréis lo mismo. De hecho hablando con algunos aún són más estrictos que yo, y te dicen que las cosas interesantes suceden desde la calle 14 hacia abajo ( desde luego ahí va a ser donde me busque alojamiento yo en mi próximo viaje. Me apetece mucho estar en el Village , así que supongo que los tiros iran por ahí, aunque una semana en Brooklyn no me la va a quitar nadie ).  Eso sí lo que sí que es aconsejable es que estéis lo más cerca posible de una parada de metro ( y que lo uséis, es una experiencia totalmente recomendable y muy útil… Mientras tengáis claro si queréis ir Uptown o Downtown, lo demás es un poquito de intuición y/o preguntar )   Durante estos días he recibido algunos mails vuestros, comentándome vuestras experiencias, y quiero compartir con vosotr@s, un par de experiencias en particular ya que hacen mención a un barrio que no se suele tener en cuenta a la hora de buscar alojamiento, y he creido conveniente que tuvieráis esta información: Dos de las seguidoras de The Coolest Cat ( que no se conocen entre ellas ) estuvieron alojadas en pleno Chinatown, y han quedado encantadas, ya que las dos estuvieron  en temporada baja ( una en febrero y la otra a principios de marzo y pudieron  aprovecharse de los buenos precios de un buen hotel que tiene críticas por encima de la media, así que ahí os dejo el nombre por si queréis echar un vistazo ( en temporada alta, los precios pican o sea que yo sigo apostando por el apartamento, tal y como os expliqué en el otro post ). el hotel en cuestión es el hotel Mulberry. Yo he buscado información sobre este hotel y la verdad parece que la gente está muy contenta en cuanto a ubicación, trato del personal, limpieza, etc…. Y por eso me he decidido a comentároslo. Si os leeis las críticas de booking.com veréis que las valoraciones son altas, incluso sobre el barrio ( excepto porque algunos hablan de unas ratas enormes que campan a sus anchas alrededor del parque que hay al lado ( Columbus Park ) pero bueno, si hablamos con neoyorquinos muchos nos diran que este es un problema generalizado de Nueva York ( junto con cucarachas y chinches ) Por eso es muy importante no meterse en cualquier sitio, y vigilar que el hotel tenga fama de limpio.

Buscar alojamiento en Nueva York ( segunda parte )

Si queremos alojarnos en Brooklyn:   Ya sabéis mi opinión y mi veneración hacia Brooklyn. Leeros estos posts sobre Brooklyn aquí. Así que, os recomiendo encarecidamente, que si vais a Nueva York más de una semana, o ya habéis ido más de una vez y os apetece probar algo nuevo y diferente busquéis alojamiento en Brooklyn. Tres zonas de Brooklyn a tener en cuenta: Brooklyn Heighs, por sus callecitas arboladas con sus casitas típicas neoyorquinas. Por su buena comunicación con varias líneas de metro. Porque es un barrio tranquilo y elegante. Porque es un muy buen punto desde donde explorar el resto de Brooklyn y estáis a una parada de metro de Manhattan. Por el Brooklyn Heights Promenade, desde el que váis a tener unas vistas espectaculares del Financial District, etc…. DUMBO Una zona que está dando ya mucho que hablar y va a seguir en auge. En DUMBO el ambiente es único, siempre hay cosas que hacer, y la energía del lugar es brutal. Por no hablar de las puestas de sol desde esa mini playita… ( leed más en el post aquí ). Y también en nada estáis en Manhattan en metro ( una parada ). Williamsburg. El templo de los modernillos, el paraiso de los hipsters, un barrio muy especial y peculiar, con un montón de espacios culturales, galerías, tiendas de libros, etc… Tambien está comunicado por metro, pero según la parte de Williamsburg que escojáis  tenéis unas cuantas paradas más hasta Manhattan. Además debéis tener  en cuenta para no llevaros una sorpresa que en la zona sur de Williamsburg encontramos la zona donde viven los judíos ultraortodoxos ( alrededor de la parada de metro de Marcy, y eso es como un pueblo aparte, donde sólo están ellos, si no sabéis de lo que hablo, mirad aquí (Excelente artículo de Yorokubu )Os puedo asegurar que cuando atravesé la zona me pareció que había tenido algún tipo de experiencia extracorpórea y que había viajado en el tiempo….. Por lo tanto, a no ser que seas uno de ellos, o que te apetezca vivir la experiencia donde tenéis que mirar es el Norte de Williamsburg ( sé que hay gente que ha alquilado habitaciones en la zona de los judios y han estado superbién, y además a muy buen precio o sea que tampoco tiene porque ser un problema, sólo que en este caso no es mi estilo ). donde teneis que mirar es el Norte de Williamsburg.   Espero haberos podido ayudar un poco con este tema.   Como siempre valoraré un montón vuestras aportaciones, que podéis hacer aquí en los comentarios o en facebook. Os dejo el enlace aquí.