Puesta de sol en el Louvre…

Sunset at Louvre

 

La puesta de sol siempre me ha fascinado. Es más en muchas de mis vacaciones, observar la puesta de sol se ha convertido en uno de los eventos favoritos a los que asistir. Simbólicamente el fenómeno de la puesta de sol va asociada a finales de etapas, pero por supuesto también al inicio de nuevos ciclos, ya que para que empiece un nuevo día debe finalizar el que le precede .

Además es fantástico para la meditación, ya que a esa hora lo normal es que las energías estén más aquietadas (y si no lo están, sentarse a ver la puesta de sol es un arma muy poderosa para conseguirlo).

Mientras estas observando la puesta de sol, también es muy buen momento para hacer balance de como ha ido el día, agradecer por todo lo bueno que has vivido, por todo lo que has disfrutado, y apreciar la bonita vida que tienes.

En los días especialmente duros, es un muy buen momento para tratar de ver que podemos aprender de lo que hemos vivido en ese día, como nos puede hacer crecer la experiencia por la que estamos pasando, y es un buen momento también para permitirnos encontrar la paz, y reconciliarnos con nosotros mismos y con el mundo, agradeciendo que al día siguiente vamos a tener la oportunidad de empezar el día de cero y con las energías bien cargadas.

Si no eres de las personas a  las que les gusta  filosofar tanto, simplemente relájate, sonríe y disfruta.

Asociamos normalmente las puestas de sol, con lugares despejados, como puede ser en una playa o en un bonito rincón entre las montañas. Pero hoy quiero compartir con vosotros, uno de los lugares más especiales donde he podido disfrutar de la puesta de sol. Desde las pirámides del Louvre en París.

Era un espectáculo que trataba de disfrutar siempre que podía, ya que tuve dos grandes suertes en mi último viaje a París: La primera fue que el tiempo era espectacular y salió el sol todos los días, y la segunda fue que desde el precioso apartamento donde me alojaba, tenía el privilegio de solo tener que cruzar la calle para estar disfrutando de esta maravilla.

Aquí te dejo alguna de las imágenes. No me canso de mirarlas, así que espero tambien a ti te transporten a ese lugar mágico…

Sunset at Louvre

Sunset at Louvre

Sunset at LouvreSi quieres que te avise por mail cuando publique un nuevo post, recuerda que solo debes poner tu nombre y mail en el formulario de subscripción. Y además junto con el post recien salido del horno recibirás contenidos extras no publicados. ¡Feliz semana!

Autumn in Vilanova i la Geltrú…

 

Autumn in Vilanova i la Geltrú

“Déjame que me refugie entre las mantas…muchísimo mejor si es contigo.

Ha llegado el momento de arrimarme más a ti….y ver esa peli de miedo…pero sólo si te quedas.

Es momento de buscar confort…aunque para valorar ese calorcito hay que notar primero el frío…”

Comienzo a redactar este post realmente feliz y totalmente satisfecha , al ver como de la misma manera que he ido evolucionando como persona, he aprendido a valorar, saborear y disfrutar cada etapa de mi vida. Y eso incluye mi adaptación a cada una de las estaciones del año. Aprendiendo a entenderlas como parte del ciclo de la vida, la tierra y la naturaleza.

No hace tanto, me pasaba los inviernos empujando los días deseando que llegara la primavera, y me pasaba el verano con la ansiedad de saber que la felicidad duraría poco. Contando los días que faltaban para que terminara, y esa inquietud de anticiparme a la inevitable llegada del final del verano, provocaba que no pudiera disfrutar del todo y todo el año era melancolía por lo que acababa y desesperación por lo que no llegaba…

Como comprenderéis así es imposible ser feliz…

No sé en que punto pasó. Solo sé que un año, recibí el otoño con alegría, y fui capaz de ser feliz durante todo lo que duró el invierno y sin darme cuenta llegó la primavera. Desde entonces, no he vuelto a sentir esa tristeza otoñal, y bien al contrario, en la actualidad se me eriza la piel de pensar que vuelve la época de la mantita, de estar a gustito y relajada en casa . Vuelven los potajes de legumbres, los guisos con setas, los tés muy calientes con especias, los panellets y las castañeras, caminar por casa con calcetines, y bailar por el comedor y levantarme un domingo cualquiera y ver que hace sol, y bajar a la playa a disfrutar del entorno en el que vivo.

Me apetece compartir con vosotros mi otoño, y cerrar un ciclo a modo de aniversario. En octubre del año pasado empecé este blog y desde entonces he podido compartir con vosotros las 4 estaciones y os puedo asegurar que las he disfrutado todas sin excepción…

Autumn in Vilanova i la GeltrúAutumn in Vilanova i la GeltrúAutumn in Vilanova i la GeltrúAutumn in Vilanova i la GeltrúAutumn in Vilanova i la GeltrúAutumn in Vilanova i la GeltrúAutumn in Vilanova i la GeltrúAutumn in Vilanova i la GeltrúAutumn in Vilanova i la GeltrúAutumn in Vilanova i la GeltrúAutumn in Vilanova i la GeltrúAutumn in Vilanova i la Geltrú

No me digáis que no es adorable ese precioso cerdito, que cree que es un perro? Me tiene totalmente enamorada!

No olvidéis que si queréis recibir contenidos exclusivos, reflexiones matutinas, el mismo día que os informo de la publicación del post, sólo tenéis que poner nombre y mail en el formulario de subscripción.

¡Hasta la próxima semana!

Un paseo por los tejados de París…

Tejados de París

La primera vez que estuve en París, hace ya muchísimos años sólo tenía tres días para ver todo lo que se supone que tenía que ver, y el resultado fue que terminé agotada, no sentía las piernas, y lo peor de todo es que pasaron los años y no me quedó ningún recuerdo de como era la ciudad.Supongo que eso tambien se debió a que hice la visita de la mano de alguien que vivía ahí, y cuando eso ocurre, te limitas a seguir a esa persona, y no debes esforzarte por preguntar ni averiguar como se va  a los sitios. Eso te permite ganar en tiempo pero a cambio te pierdes la experiencia de la aventura y de descubrir. Lo que se traduce en general en algo sin gracia, ni factor sorpresa, y por supuesto se va mucho antes de la memoria.

No tenía ni siquiera una ligera idea de donde estaban ubicados los barrios, donde estaba la Tour Eiffel, cómo había hecho para llegar a Montmartre…

Pero hay algo que nunca se me olvidó y que era lo único que podía decir de París, durante mucho tiempo: lo mucho que me habían gustado sus tejados. Y  me siguen gustando muchísimo. Cuando me paseo por París  a menudo voy mirando hacia arriba ( casi más que en Nueva York) y es que me encantan sus tejados, sus buhardillas, sus áticos.

Así que hoy he querido dedicar el post a los preciosos tejados de París. aquí os dejo una muestra.

Tejados de ParísTejados de ParísTejados de ParísTejados de ParísTejados de ParísTejados de ParísTejados de ParísTejados de ParísTejados de ParísTejados de ParísTejados de ParísTejados de ParísTejados de ParísTejados de París

Si te has perdido las otras entradas sobre París, aquí te  dejo el enlace: Travel Guides-París

Y recuerda  que si no te quieres perder ninguna entrada, tienes que rellenar  el formulario para subscripciones por mail, para que de esta manera puedas recibir de primera mano y con contenidos extra todo sobre experiencias, truquillos, y recomendaciones.