Coney Island, Brooklyn.

??????????????????????

Hoy os propongo una escapada diferente. Hoy  nos vamos a Coney Island, un barrio de Brooklyn con un parque de atracciones al lado de la playa. Como tienes que cruzar todo Brooklyn, segun el punto desde donde vengas de Manhattan puedes estar una hora en metro, pero el viaje es entretenido, primero porque  hay tramos en los que el metro va por fuera y te permite ver paisajes urbanos muy distintos de Nueva York, y en segundo lugar porque a lo largo del trayecto se van subiendo personajes variopintos de todas las razas, y culturas ( esto es así en general en todos los trayectos de metro de New York, pero al alejarnos de Manhattan, la variedad es mayor. Así que ese día cogí el metro ( las líneas son la   B,D,F o N hacia Stillwell-Coney Island, bajando en la última parada.) y me fui de excursión.

Al llegar, y salir a la calle tienes la sensación de que estás en un lugar muy alejado ( es lo que tienen los contrastes de Nueva York ) En seguida te encuentras con el parque de atracciones, con una montaña rusa construida en 1927, y otras atracciones como una bonita noria, y un rincón de lo más Freaky, donde hay todo tipo de casetas, y tuneles del terror ( vamos, un lugar por el que no me gustaría pasearme de noche y sola….), pero durante el día y con gente pues es divertido.
Allí fue donde Zoltar me leyó la fortuna  ( conocido por ser el personaje al que en la película BIG el protagonista le pide ser mayor ).
Aquí tenéis lo que me dijo en pocas palabras:
“Que alegría leer tus señales del futuro. Hay tanta  felicidad guardada para tí que las mayores estrellas iluminadas seran ridiculas comparadas con el brillo de tu vida.
Ah, pero esto no es causado por simple buena suerte. No, no, amigo, tu perseverancia y la inteligencia con que llevas tus problemas domésticos, y la sinceridad en tu trato con los otros, te señalan el camino hacia su recompensa.
Oh. la felicidad, que escurridiza eres. Pero gracias a Dios, naciste bajo su estrella!!!”
Me encanta!!
Despues de eso me fui a Nathan´s el famoso lugar donde cada 4 de Julio se celebra el concurso de comer Hot Dogs, y es donde dicen que se hicieron los primeros, o por lo menos que el señor Nathan Hardwerker, puso de moda lo de los carritos de venta ambulante. Pues nada, allí me hice con uno de los famosos Hot Dogs ( los tienes de todo tipo y con distintas variedades de pan ). Te sale por unos 4$ el hot dog, caro en comparación a lo que se suele pagar en otros sitios, pero esto de que sea el famoso Nathan pues tiene su precio.
Con eso después de ponerle ketchup y mostaza a rebosar para hacerlo aun más guarro, me fui con mi Reflex a comer a la playa ( nada que ver con las nuestras, teniendo aquí la Costa Brava, Las islas baleares, o incluso la playa de  donde vivo yo ( en Vilanova i la Geltrú …) desde luego que no se va allá a ver la playa, pero una vez que estás, vale la pena  dedicarte a mirar más que el paisaje, los distintos grupos que han ido a pasar el dia. Os dejo unas fotos que tomé despues de ventilarme el Hot Dog.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando iba de regreso a buscar el metro con idea de volver a Brooklyn Heights  para comer, me topé con Grimaldi´s, la famosa pizzería de la que dicen que hacen las mejores Pizzas de Nueva York. Aunque la más famosa, que es donde hay que hacer kilométricas colas está al lado del puente de Brooklyn y esta como no aparece tanto  en las guías, pues está menos concurrida y no había casi nadie y aproveche!!!

Coney Island

En Grimaldi´s no te puedes pedir porciones sueltas, así que me pedí para mi solita una pizza enorme, y una Coca-Cola. La verdad es que estaba buenisima, aunque claro para decir que es la mejor tendría que hacer más rutas. Pero bueno, que si tenéis la oportunidad, entrad y comed!!!! Mirad que pinta…..

Grimaldi´s Pizzeria

Por cierto, no se admiten tarjetas de crédito. La pizza que me sobró me la pusieron para llevar y esa fue mi cena esa noche cuando asistí al pase de una peli al aire libre en el Brooklyn Bridge Park, pero esa es una  historia para otro día!!!

Consejillo: En invierno por lo que he oido está todo muy desolado, y en verano para ir con menos agobios ( menos colas, y aglomeraciones…) mejor ir un dia entre semana.

Cuestión de energías…

Me gustaria que me dijerais si a vosotros os pasa lo mismo…

Hay una gran cantidad de personas que cuando pisan Nueva York por primera vez, tienen claro que ese día va a ser un punto de inflexión importante en sus vidas. Aunque a otras les va ocurriendo poco a poco con el transcurso de los días. La cuestión es que en general cuando volvemos de allí, volvemos con inquietudes nuevas, con planes, con proyectos, algunos con ganas de quedarse a vivir aunque sea durante un tiempo, y la gran mayoría con unas ganas tremendas de volver. En las vidas de algunos se producen cambios radicales, o en las maneras de ver las cosas, en nuestros criterios, incluso en nuestras prioridades …

Pero sobretodo, se generan muchas ilusiones.

Yo he llegado a la conclusión de que en Nueva York hay alguno de los vórtices de energia que dicen que hay por el mundo.

los vórtices son áreas de concentración de alta energía, procedentes de energía magnética, o, a veces de fuentes desconocidas.

Os quiero dejar constancia de mis tres lugares favoritos  donde yo noto especialmente esa conjunción de energias y donde he llegado a sentir ganas de llorar de felicidad.

Picture of DUMBO in" One Girl Cookies"

Como siempre, va a ser importante que tengáis tiempo suficiente para relajaros y empaparos de sensaciones. Por suerte, los tres sitios estan muy juntos así que va a ser fácil hacer este minicircuito energético.

Podemos ir en metro hasta Court Street ypaseando por Montague St llegaremos al primer punto digno de parar y disfrutar: Brooklyn Heights Promenade. A lo largo del paseo que bordea el rio te puedes sentar en cualquiera de los banquitos dispuestos para este menester, y te quedas contemplando las maravillosas vistas del skyline del  Lower Manhattan, la Governors Island, y la estatua de la Libertad. Aquí fue donde conocí por primera  vez a Miss liberty.

Si seguimos avanzando por el Promenade dirección al Puente, llegaremos al segundo punto importante de esta ruta, The Brooklyn Bridge Park. En él tenemos mucho para escoger, pero uno de mis lugares favoritos del parque es el Pier 1, donde hacen las sesiones veraniegas de cine Movies with a View. Evento digno de organitzar el viaje a Nueva York de manera que lo  puedas hacer coincidir con un jueves para tener la posibilidad de disfrutar del espectáculo, y uno de los motivos por los que a pesar de lo que diga la gente ir a Nueva York en Agosto es una opción tan valida como cualquier otra.

Si pasamos por debajo del Puente de Brooklyn, llegaremos a la que para mi es la zona más privilegiada en cuanto a recarga de pilas, flujos de energia, y sensaciones que podrían rozar lo paranormal…. por fin estamos en DUMBO que son las siglas para Down Under the Manhattan Bridge Overpass. Ya haré un post sobre esta zona, però para terminar esta ruta energètica , una vez pasado el Puente buscamos Washington street y nos vamos hacia el río donde encontraremos esa pequeña y preciosa playita justo debajo de los dos puentes. Allí solo con estar, ya lo vais a notar, però además es un muy buen lugar para meditar, hacer yoga, o simplemente cerrar los ojos, sentir la respiración y dar profundamente las gracias….

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rutas por Brooklyn ( Segunda parte ). Williamsburg

Hoy el recorrido por Brooklyn nos lleva al paraiso “hipster “, el barrio de los modernos, quizás el barrio más cool de Brooklyn. Un lugar desde luego nada común que forma parte de mis “must see” sin lugar a dudas.

Si venís desde Manhattan podeis hacerlo en  metro con la  linea L hasta la parada de Bedford Ave en pleno corazón hipster de Williamsburg. pero otra alternativa mucho mejor es aprovechar ese día para coger el East River Ferry por 4 $, que os dejará justo donde ponen el Flea Market los domingos.Camino de Williamsburg en Ferry

Cuando estoy en Brooklyn salgo a primera hora desde DUMBO ( hay ferrys cada 30 minutos ).Este servicio de ferry se creó con la intención de reforzar el transporte entre ambos lados del río, pero como el trayecto vale la pena porqué es una manera original de recorrer la ciudad, cada vez es más utilizado por los turistas, que disfrutan haciendo fotos mientras pasan por debajo de los tres puentes ( Brooklyn, Manhattan y Williamsburg ). Si compras el pase diario por 12$ puedes embarcar y desembarcar tantas veces como quieras durante todo el día. Las paradas que hace te llevan a diferentes lugares para bajarte y explorar : Midtown de Manhattan ( en la 34th street ) Long Island city, Green Point, N Williamsburg, S Williamsbourg, DUMBO, y pier 11 ( cerca de Wall Street ).

Me hacía mucha ilusión llegar a Williamsburg por primera vez. Por fin estaba en el paraiso hipster, el barrio de los bohemios, que tiempo atrás era barrio de astilleros y almacenes portuarios, y con una historia de mafias que da para escribir unos cuantos libros y hacer varias películas. En la actualidad el antiguo barrio humilde y peligroso se ha transformado en una area acomodada, y la llegada masiva de artistas y bohemios borró la presencia de las mafias.

En Williamsburg hay muchas cosas que ver y que hacer, pero hoy vamos a ver un recorrido tranquilito de un domingo cualquiera de verano.

Al llegar al Flea Market, enseguida te das cuenta que necesitas más tiempo del que dispones para deleitarte con todo lo que te puedes encontrar en sus paradas. Tienes de todo : ropa y artículos vintage, productos artesanales, muebles, bisutería, postales antiguas, objetos extraños… Tambien hay puestos de comida, y refrescos. Cuando hayais decidido que ya habéis comprado bastante, os recomiendo qe os hagáis con una de esas limonadas y os acomodéis en el césped justo a la orilla del río y disfrutéis de la cercana visión del Midtown presidido por el imponente Empire State.

Despues, podéis disponeros  a callejear bajando por ejemplo por la N 6 street hasta llegar hasta Bedford ave  Tenéis  un monton de tiendecitas para entrar, y las propias calles son galerias de arte. Las paredes lucen grafittis espectaculares. En Bedford ave tenéis tambien un montón de espacios interesantes que ver y muchas librerías. Yo me vuelvo loca con las librerías de segunda mano y no me canso de encontrar piezas interesantes.

Mientras paseais podéis escoger algun lugar para cuando llegue la hora de hacer el brunch ( recordemos que es domingo….). Hay muchos sitios para elegir pero uno de mis favoritos es el Cubana Social, en el 70 de la N 6th street.  Tienen gran variedad de platos, y puedes comer bien  por unos 12$.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Despues para bajar el atracón podéis seguir callejeando para descubrir vuestros propios rincones, ya que hay muchos, o ir a tomaros un café en condiciones a un sitio muy curioso que me encanta. De una asociación entre una cafetería y un real state ha surgido el Sweetleaf Modern Spaces en el 135 de Kent Ave esquina con  N 6th street,  un perfecto matrimonio entre dos empresas que comparten un espacio muy cool en Williamsburg, donde ir a tomarte un expresso, mientras lees apoltronándote en alguno de sus sofas, o aprovechas para conectarte con los tuyos ya que tienen conexión Wi-Fi gratuita.

En este punto yo ya doy por terminada la ruta por Williamsburg y a media tarde voy a buscar el ferry de vuelta para terminar el dia en DUMBO. El local ideal para poner la guinda a este día tan especial, es el 68 JAY ST BAR, un pequeño bar al que acuden los lugareños. Aquí no veréis ningún turista ( bueno, alguno que se ha escapado como yo, si…. ), y mientras os tomáis una cerveza de Brooklyn, podéis escuchar un concierto en vivo de jazz, country, o cualquier grupo de gente de aquí.

Al terminar la cerveza, yo me vuelvo por el Brooklyn Promenade hacia mi casa en Brooklyn Heights, pero vosotros podeis volver a Manhattan en metro que lo teneis ahi mismo.

Espero que os hayais divertido….

Rutas por Brooklyn ( Primera parte )

La semana que pasé en Brooklyn Heights, fue como vivir en un cuento. Por muchos este barrio está considerado como el Upper East Side de Manhattan, por su estilo y elegancia clásica. sus calles arboladas ( tree lined streets ), su tranquilidad, y sus casas impolutas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ubicación inmejorable por su paseo a lo largo del agua ( Promenade ), el Brooklyn Bridge Park ( para pasear, ir en bici,celebrar picnics… ), y por la cercanía con DUMBO ( Down Under the Manhattan Bridge Overpass ).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Despertarme cada día en medio de este escenario, caminar por Montague street hasta el Promenade para disfrutar del Skyline del Financial District, pasear hasta el puente sin abandonar el parque, adentrarme en DUMBO pasando por debajo del puente, y aparecer en la mini playita justo debajo entre los dos puentes, eran unos de los muchos placeres diarios de los que podía disfrutar.

Ice Cream in DUMBO

La mejor experiencia que he tenido comiendome un helado ha sido justo ahí, entre los puentes de Brooklyn y Manhattan mientras veia la puesta de sol.  os puedo asegurar que podría haber estado ahí, horas y horas y horas.  Y en ese momento sólo pasaba por mi cabeza una cosa, ese era mi sitio, yo pertenecía a ese lugar.

Mi adorado Brooklyn…

Si teneis la suerte como yo de disfrutar de una estancia en Brooklyn, sin  limitaros a la típica visita de un día que injustamente le dedican la mayoría de turistas que aterrizan en Nueva York, sabréis de lo que hablo.

La primera vez que fui a Nueva York estuve investigando todas las zonas y barrios  para saber que era más adecuado para mí. Siempre tengo muy en cuenta ese aspecto ya que al viajar sola siempre pienso en los regresos a casa. Para realizar esa labor nada mejor que entretenerse en las páginas de airbnb destinadas a los vecindarios.

En cuanto empecé a rastrear Brooklyn, tuve muy claro que ese era uno de mis sitios. Así que una de las tres semanas que iba a pasar en Nueva York,  me alojé en Brooklyn. Aunque Brooklyn es enorme y tiene muchas zonas que no tienen nada que ver las unas con las otras. Hay algunas zonas que tuve la suerte de ver de casualidad de camino al aeropuerto en el Taxi, ya que este cojió un atajo y se adentro en un Brooklyn profundo que nada tenia que ver con lo que yo había visto. solo os diré que el Taxista, Antonio, era un dominicano muy grandote, y al pasar por uno de esos barrios activó los seguros del coche, y me dijo que jamás de la vida se le ocurriria parar ahi. Ese mismo día tambien pasé por la zona de Williamsburg donde viven todos los judíos Ortodoxos, y realmente es para alucinar como van vestidos, peinados, como viven, y las historias que me explicó Antonio. así que debo agradecerle que me hiciera una ruta de contrastes realmente interesante y gratis.

Volviendo a mi adorado Brooklyn, el barrio que escojí para mi estancia durante esa semana fue Brooklyn Heights. Y no me equivoqué!!

Pero eso lo vamos a dejar para otro post….

.

Brooklyn Heights Promenade

Brooklyn Bridge